Cultivo Exterior

Cuando comenzar a plantar en exterior

Empieza la temporada de exterior y también empiezan las dudas. El caso es que recuerdo que hasta hace poco, la gente plantaba con la luna nueva de febrero, a mitad de Marzo ya se podían ver las primeras matas asomando.

El caso es que ahora la mayoría de la gente dice de plantar en Mayo o incluso Junio. ¿Esto no hará que la cosecha se retrase, o incluso que me alcance la época del moho antes de cosechar? Y las plantas, ¿se quedarán muy pequeñas? ¿Cuánto me daría una variedad INDICA plantada en exterior a primeros de Junio?.


Como bien decíamos, es muy cierto que la tendencia actual es plantar en exterior algo más tarde que hace unos años, y ello se debe a distintas circunstancias. Para empezar, bajo nuestro punto de vista el factor más importante que ha provocado este cambio es ni más ni menos el aumento de los conocimientos sobre cultivo de los cannabicultores de exterior en nuestro país.

Ya sea por experiencia propia a lo largo de los años y/o los conocimientos adquiridos de manera autodidacta y a través de grow shops, revistas especializadas y foros de cultivo en inglés y en castellano, los cannabicultores se han dado cuenta de varias cosas: Lo primero, el tiempo para cosechar es independiente de cuando se planta, es decir, una variedad que acaba a mediados de Octubre lo hará igualmente, plantemos en Abril o en Julio.

Esto se debe a un motivo muy simple: A primeros de Agosto las horas de luz han descendido lo suficiente como para empezar la floración, y a partir de ese momento acabarán más o menos en el tiempo que especifique el banco de semillas sin más, por lo que el momento de la plantada solo influye en el tamaño de la planta para cuando ésta comience su floración alrededor de la fecha que mencionábamos más arriba.


Y entramos pues en el siguiente factor que hace que hoy en día se plante más tarde en exterior: el tamaño de las plantas.
Hace doce o quince años el cultivo de cannabis no estaba tan generalizado como en la actualidad por lo que no había ladrones de plantas ni excesivo control por parte de policías varias y el Seprona, así que en muchos casos no había gran problema en cosechar verdaderos árboles de 2 ó 3 metros de altura y uno o dos de anchura que rendían más de un kilo de cogollo seco y manicurado.

Ahora la gente prefiere poner algunas plantas más pero más pequeñas y discretas, con no más de un metro o metro y medio y eso sólo se consigue de dos maneras, podando, o plantando más tarde, lo que resulta mas sencillo para la mayoría. Incluso hay quien crece las plantas en interior a 18 horas de luz continua y las saca a tierra madre ya a final de Julio o primeros de Agosto, comenzando a florecer de inmediato por la diferencia de horas de oscuridad y ahorrando algo de tiempo acelerando el momento de cosechar. Estamos hablando de crecer las plantas hasta una altura no superior a los 80 Cm. dando por hecho que no hayan sufrido estiramientos y tengan una estructura y una ramificación adecuadas.


Si tenemos en cuenta que en floración se dobla e incluso triplica el tamaño que posean al iniciarse el proceso, fácilmente podemos calcular los tamaños finales. Si nos fijamos, esto mismo nos indica el momento de plantar si lo hacemos directamente en exterior: Con las horas de luz que hay por ejemplo en Abril y contando con que sean aprovechadas al máximo, si germinamos y plantamos sobre el día 15, a final de mes tendremos plántulas con unos tres nudos y de 10 a 15 cm.

Al ir subiendo las horas de luz y aumentando la capacidad fotosintética al tener más hojas y más grandes, también aumenta la velocidad de crecimiento vegetativo tanto en vertical como en horizontal llegando al centímetro diario en el primer caso, o sea que a final de Mayo podemos contar con alrededor de 40 cm. de planta, a final de Junio unos 80 cm. de alto y a final de Julio un mínimo de 1,5 metros de altura (que pueden llegar a a los 2,5 según que variedad hayamos plantado) y un metro de ancha. Si aún faltan dos meses o más si la variedad es más sativa, podemos imaginar el “monstruo” que vamos a tener que manejar.


Por último, está la cuestión del frío y las plagas. Si plantas en Abril, la humedad ambiente y las pocas horas de luz pueden hacer que aunque no haya ni asomo de cogollos te ataque un oidio o un hongo de raíz, y aunque los elimines de la planta es muy posible que hayan quedado esporas a la espera de germinar en Otoño, momento en el que si habrá mejores condiciones medioambientales para ello.

También las temperaturas por debajo de los 15Cº frenarán el crecimiento y el metabolismo de las plantas en general haciéndolas más sensibles a las primeras plagas primaverales. Por todo ello, esperando un mes más y plantando a mitad o finales de marzo se obtendrán prácticamente los mismos rendimientos en peso final, y haciéndolo más tarde reduciremos tamaño y en consecuencia también producción.

En el Sur, una Northern Lights plantada en un suelo bien nutrido y aireado a mitad de Junio acabará a finales de Septiembre con alrededor de un metro y medio de altura y entre 250 gr. y 400 gr. de cogollos secos y manicurados entre sus ramas.


Esperamos haber resuelto vuestras dudas. Aplicad lo que hemos comentado y podrás calcular aproximadamente la relación entre mes de plantada, altura y producción finales en exterior.

Blue Satellite.

Related Posts