Cultivo Interior

Ventajas de la iluminación LED en Cultivo Indoor

¿Qué es mas importante para la planta? ¿La cantidad o la calidad de la luz?. Buena pregunta, aparentemente sencilla de contestar, pero que no lo es tanto. A lo largo de la serie de artículos en este blog hemos podido comprobar como realmente, en el cultivo de cánnabis narcótico se precisa de un equilibrio entre ambos factores. Ni mucha luz de baja calidad, ni poca aunque muy específica permiten un desarrollo adecuado del cánnabis a lo largo de todo su ciclo vital. Sin embargo, desde hace algún tiempo se viene estudiando y testando la posibilidad de utilizar una fuente de luz muy ajustada en el espectro que deseamos y cada día más potente (flujo fotónico). Hablamos de los sistemas LED (Diodos Emisores de Luz.

Imaginemos una fuente lumínica ajustable en espectro y sin emisión de calor residual, existe y son los sistemas de iluminación LED

Esta tecnología se basa en unos semiconductores que producen luz al hacer pasar a través de ellos corriente eléctrica continua de una determinada intensidad y voltaje. Hasta hace unos años, la potencia o intensidad de emisión era extremadamente baja, lo que unido a su alto coste de fabricación, y por lo tanto de venta, hizo que ni siquiera se considerara la posibilidad de su uso en sistemas de iluminación artificial para el cultivo de cannabis indoor por la mayoria. Sin embargo, en los últimos años, el desarrollo de estos semiconductores ha aumentado vertiginosamente al tiempo que su precio se ha ido haciendo más o menos accesible a todos los bolsillos. La posibilidad de ajustar con relativa «finura» la frecuencia de la luz emitida convierte a esta tecnología es algo muy interesante, pues si utilizamos las frecuencias correctas toda la luz será aprovechada por la planta en procesos como la fotosíntesis, al contrario que los sistemas actuales basados en alta presión o fluorescentes en los que se desperdicia gran parte del espectro emitido.

Mientras que el Sodio de Alta Presión (HPS), el sistema más eficiente-barato actualmente para cultivo de marihuana en interior, emite gran parte de su espectro en la franja amarilla/roja, muy aprovechable para la función clorofílica, se podría mejorar el aporte de luz/azul para completar el rango adecuado. Esto es posible utilizando lámparas de Halogenúros Metálicos (MH), pero aún así existen limitaciones físicas que impiden la emisión de luz las frecuencias más altas y bajas (cercanas a los IR y UV) y que el calor residual producido es considerable, impidiendo su uso en espacios pequeños o mal ventilados. La gran diferencia es la zona a iluminar, aunque con mejor mucho mejor espectro los LED no abarcan el mismo espacio.

Para cubrir la zona y alcanzar la producción de lámparas de HPS necesitaremos una luminaria LED de al menos entre el 50-60% de la potencia utilizada en HPS.

Si los comparamos con los sistemas HPS, los sistemas de iluminación LED utilizan la energía de manera mucho mas eficiente y su vida útil es también mayor, además de dañar menos el medio ambiente. Además se pueden conseguir frecuencias cercanas al infrarrojo y al ultravioleta sin limitaciones físicas, lo que permitiría en teoría llegar a un 100% de eficacia en una determinada frecuencia. De hay que por hasta el momento se utilizaran más en espacios reducidos y cultivos donde se utilizan esquejes o variedades de poca altura donde controlamos mucho la talla de las plantas y aprovechamos al máximo la intensidad de la luz emitida por los equipos LED.

En nuestra tienda podrás encontrar las sistemas de iluminación LED de última generación y de las marcas mas reconocidas por los cultivadores, constan de dos años de garantía, piezas de sustitución y asistencia técnica y lo más importante con más de 50.000 horas de uso.

Hasta hace poco, la baja potencia de emisión de cada LED hacía que además subiera el coste de montaje al tener que crear enormes matrices muy densas para conseguir resultados apreciables. Según ha ido pasado el tiempo, la potencia de salida se ha multiplicado por veinte y su precio se ha dividido entre diez en cada década desde su descubrimiento. Esta ley continúa vigente actualmente y predice que en los próximos años su uso será habitual en casi todos los cultivos indoor.

Hay marcas de calidad a un precio muy competitivo, aunque actualmente el presupuesto por cada metro cuadrado de iluminación LED es de mínimo 300 €uros

Por su medio-alto coste por ahora donde más se utilizan es en armarios de cultivo, muchos los utilizamos en zonas de crecimiento o apoyo en salas de cultivo de varias lámparas combinados con otros tipos de iluminación. De cualquier forma, hemos de decir que el coste de los actuales desarrollos impiden aún su uso a nivel «industrial», aunque los resultados de su aplicación en gravedad cero así como en sistemas hidropónicos de cultivos de alta densidad que podrían aplicarse en grandes zonas de son esperanzadores.

Ya hemos dicho que los LED tienen varias ventajas en comparación con otros tipos de luces de cultivo, como las lámparas HPS. Aquí tienes un resumen de por qué es posible que prefieras luces LED para tu próximo cultivo.

1. MENOS CONSUMO

En comparación con las luces HPS, las LED tienen un consumo de energía mucho más eficiente. Consumen menos electricidad, y a la larga, su funcionamiento costará mucho menos. Aunque las lámparas LED de gama alta pueden costar una suma importante de dinero, la inversión merece la pena, porque lo que te ahorres con el tiempo compensará el coste inicial. De la misma forma, las luminarias LED de calidad también tienen una vida útil más larga que las HPS, que tienden a funcionar peor con el paso del tiempo, y hay que sustituirlas. Una buena lámpara LED te puede durar muchos años sin necesidad de mantenimiento.

2. MENOS TEMPERATURA

Los LED producen mucho menos calor en comparación con las luces HPS, lo que es una ventaja importante, ya que no necesitarás sistemas de refrigeración adicionales en tu cuarto o armario de cultivo para mantener una temperatura óptima. Esto es especialmente favorable si cultivas durante el verano o vives en una zona cálida. El inconveniente es que si vives en un lugar frío, es posible que tengas que usar un radiador en los meses de invierno. Pero dado que los LED te ahorran dinero con el tiempo, podrían compensar el coste de tener un calefactor encendido.

3. MAS LUZ

Los LED producen menos calor, y esto se traduce en un menor estrés para las plantas, así que podrás acercarlas más a las luces sin consecuencias negativas. Una iluminación con más intensidad equivale a cosechas más abundantes.

4. MENOS RIEGO

Al producirse menos calor, la tierra de las macetas permanecerá húmeda durante más tiempo, reduciendo la cantidad de veces que debes regar. Si te acabas de pasar de las HPS a las LED y te has acostumbrado a que tus plantas beban mucho, tendrás que tener cuidado con el riego, o de lo contrario, podrías ahogarlas.

5. MENOS FERTILIZANTES

Cuando se riegan las plantas de cannabis, se suele hacer junto a una solución de nutrientes. Además de menos agua, tus plantas también necesitarán menos fertilizantes que antes. Aparte de ahorrar dinero en fertilizantes, un riego y alimentación menos frecuentes también reducirán la acumulación de nutrientes, por lo que habrá menos riesgo de que se produzcan carencias y bloqueo de nutrientes.

author-avatar

About David

Uno de los dos socios, le gusta la música exótica y el aire libre. Tiene un perro que se llama perro Lily.